Viajes a Oporto, el encanto y los sabores del Duero

Hace cuatro siglos, un barco de mercaderes británicos dejaba atrás la más bella de las ciudades de Portugal: Oporto. Llevaba como carga toneles de vino del Duero para comercializar allende el océano. Para evitar que se avinagrara durante el viaje, tuvieron la idea de agregar algunas gotas de brandy.

oporto

Al probarlo, notaron que algo casi milagroso había sucedido: la alquimia de los sabores había dado a luz a la bebida que haría famoso en todo el mundo al valle del Duero: el Oporto.

Cuando llega septiembre, almas de todo Portugal se dirigen a los valles del Duero para levantar la cosecha rebosante de uvas doradas, de las cuales son utilizadas más de cincuenta variedades para la producción del oporto.

Antaño eran los rabelos (embarcaciones de quilla plana y vela única) quienes transportaban poéticamente los toneles de Oporto por la escenografía del Duero. En la actualidad los procesos revisten carácter industrial y el comercio es de alcance internacional, pero todavía se conservan los métodos tradicionales de fabricación, indispensables para obtener el sabor, cuerpo y perfumes característicos del oporto.

El material con el que son construidos los tanques, toneles y botellas son de suma importancia para el sabor final de la bebida. Luego de su recolección las uvas descansan en tanques de piedra llamados lagares, para ser posteriormente pisados o prensados.

El próximo paso consiste en obtener la fermentación mediante la conservación en tanques de acero y el agregado de dióxido de carbono. Cuando se logra el mosto, se somete a las uvas a un proceso de fortalecimiento, transportándolas a una cuba en donde se añade el secreto del oporto: el brandy. El brandy logra detener la fermentación y así poder conservar la dulzura de la uva.

Ya convertido en oporto, la bebida descansa en las barricas de roble de las bodegas, tanto como el productor desee que sea su calidad. Un oporto es considerado añejo luego de dieciocho años de su cosecha. Los Añejos son obtenidos con uvas de la misma cosecha. Se conservan en barricas de roble por dos años y luego en altas botellas negras.

El Rosado Añejo posee una coloración ámbar y menos cuerpo que el añejo. La variedad llamada Rosado logra un oporto menos dulce y más ligero. El oporto denominado Rubí presenta un sabor afrutado, resultado de la combinación de vinos de distinta edad, mientras que el Blanco es definitivamente dulce y se bebe muy frío como aperitivo. Son algunas tonalidades de la fascinante paleta de colores, perfumes y sabores del Oporto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s